Biblioteca

julio 4, 2017

Más información

Club de Lectura

Publicaciones y perlitas


La Biblioteca “María Isabel Calandria” es un espacio que ha crecido a lo largo de todos estos años, gracias al tiempo que brindan las voluntarias/os que, demás de asesorar a los lectores, ordenan, clasifican, seleccionan y compran nuevos libros que enriquecen las estanterías.

Contamos con más de 2000 ejemplares de novelas, cuentos, poesía, teatro, historia, autoayuda y temas generales. Tenemos también un “Club de Lectura” que se reúne una vez por mes para leer, comentar, analizar y confraternizar sobre ciertos autores y sus obras.

Entre todos los que promovemos las acciones de la “biblio” hemos decidido dar un paso más y aprovechar la página institucional como espacio para dar a conocer y compartir las producciones literarias de los alumnos y profesores del CEPRAM.

Desde el 23 de septiembre, día que recordamos la muerte de Pablo Neruda y mes de la Feria del Libro en nuestra ciudad, inauguramos este espacio e invitamos a todas las personas que deseen sumarse con publicaciones y/o sugerencias.


Horarios

Acercate a la biblioteca “María Isabel Calandria”en los siguientes horarios, nuestras voluntarias, coordinadas por Pirucha Nottelmann, les ayudarán con las gestiones y los acompañarán por el mundo infinito de historias, relatos, novelas y poesías.

Mañana Tarde
Lunes 10:00 – 11:00

(Cecilia Saavedra)

15:30 – 17:30

(Edith Sassola)

Martes 11:00 – 12:30

(Alejandra Moreda)

15:30 – 18:00

(Gabi Migoni)

Miércoles 9:40 – 11:00

(Pirucha Nottelmann)

15:30 – 17:45

(Adriana Crozzoli)

Jueves 10:00 – 12:00

(Iris Camargo)

15:30 – 17:30

(Raquel González)

Viernes 11:00 – 13:00

(Edith Sassola)

15:30 – 18:00

(Gabi Migoni)


De donde viene el nombre de la biblioteca “María Isabel calandria”

La Mary y el CEPRAM

“Cuando la fui a buscar ya era alumna del curso de Escritura Creativa, que dictaba la profesora Cristina Roganti.

Se inscribió en el horario de las 15, y como buena “gallega” no me permitió que la llevara a clase porque a las 16.30, había que reabrir el negocio, tarea a mi cargo.

Cuando nos encontramos esa noche, estaba exultante. Todo le había parecido de maravillas, la profesora, los compañeros, el aire acondicionado…, todo.

Lo cierto es que cada escrito que Mary presentaba, venía intervenido de puño y letra por la profesora, la que guiaba y criticaba los trabajos, cómo seguir y cómo terminarlos.

En una oportunidad escribió una hoja a la que tituló “Tetas”, la que fue incluída en la Revista del CEPRAM a instancia de la profesora.

Entre el 2002 y el 2003 comenzó las tareas de catalogación de los libros donados hasta ese momento, contando más tarde con la colaboración de otros alumnos del CEPRAM, con cuya ayuda le fueron dando forma a la biblioteca, la que hoy por iniciativa de las autoridades de la institución lleva su nombre desde el mismo día de su inauguración en el 2004, año de su fallecimiento.

¡Quién iba a decir que a los 60 años de edad iba a estrenar su título de Técnica Bibliotecaria!”

Daniel Silva Molina